La Participación de Colombia en la Guerra de Corea

VISION GLOBAL

Como consecuencia de la voraz  repartición del mundo , como desenlace de la segunda guerra mundial en 1.945 , en la cual los aliados se unen militarmente para la destrucción del tercer Reich y sus aliados  Italia y Japón.

La diferencia Ideológica entre los dos grandes hegemones : Rusia y los Estados Unidos, que una vez liquidado la amenaza Germana y Japonesa , entran en una carrera de control e implantación de sus Sistemas  económicos como son : por parte de Rusia el comunismo y por parte de los Estados Unidos el Capitalismo.

La creación de la Naciones Unidas en la misma fecha , como organismo Internacional , con la misión de evitar las agresiones  injustificadas y mantener la paz Mundial, son los actores fundamentales en el escenario en el cual se desarrolla la Guerra de Corea en 1,950.

LA GUERRA DE COREA

El 20 de Junio de 1.950 Corea del Norte con el apoyo de Rusia y la China comunista, ataca a Corea del Sur y en un lapso de 6 semanas logra invadirla dejando solo un pequeño sector de resistencia en el Puerto de Pusan.

La respuesta Inicial la dan los Estados Unidos con sus tropas acantonadas en Japón  y se pone en funcionamiento  el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que pide el apoyo de las naciones signatarias.

22 Países  responden y apoyan así: “Estados Unidos de América con el VIII ejército, la VII flota naval y flotas aéreas de apoyo táctico y estratégico; Gran Bretaña, con tres cruceros, tres fragatas y dos destructores; Australia, Nueva Zelanda y Canadá, cada país con una Brigada de infantería; Francia con un Batallón de infantería; Turquía, una Brigada; Tailandia, un Regimiento y algunos buques; Filipinas, con 5000 hombres de infantería; Bélgica, Etiopía y Holanda, con un Batallón cada país; África del sur, con una escuadrilla de aviones caza; Grecia, un Batallón y algunos aviones; Suecia, Noruega, Dinamarca, Italia y Luxemburgo, con hospitales de campaña; la India, con equipo quirúrgico.“[1] Colombia, como único País Latinoamericano, ofrece el concurso de una Fragata y un Batallón de Infantería .

El desarrollo de la  campaña de Corea tuvo varias fases entre las cuales se pueden destacar :

Primera fase: Guerra de Movimiento

Contraofensiva de Corea del sur con el apoyo de las naciones Unidas al mando del General Douglas Mac Arthur .  Desembarco de Inchon para cortar las líneas de comunicaciones y dividir el Ejercito Norcoreano 15 de septiembre de 1.950

Segunda gran ofensiva China y de Corea del norte

En esta segunda etapa de la guerra entra a participar el Ejercito Chino, quien con gran superioridad numérica , logran poner un desbalance de las tropas de las naciones Unidas y lograr contra atacar cruzando de nuevo el paralelo 38 limite entre las dos coreas 

Segunda contra ofensiva de las tropas de las Naciones Unidas

Con el  apoyo muy fuerte de la Aviación naval y los fuegos de artillería , se desarrolla una nueva ofensiva con estrategias combinadas denominas Killer y

“Ripper” el  Ejército aliado por segunda vez conquista al norte del paralelo 38º hasta afianzarse en una cadena sinuosa de alturas, denominada la línea “Kansas”, la cual, se encontraba en su mayor parte sobre territorio de Corea del norte.

“Las partes en conflicto, acuerdan como resultado de esta contundente contra ofensiva de la ONU, nombrar comisiones para que se lleven a cabo conversaciones de paz en la pequeña población de Panmunjom, con el fin de llegar a un armisticio que pusiera fin a las hostilidades. Sin embargo, la guerra continuó como forma de presión para imponer los respectivos puntos de vista políticos y militares.”[2]

Es en esta fase en que por diferencias estratégicas en la conducción de la Guerra es destituido el General Mac Arthur por el Presidente de los Estados unidos , para evitar el inicio de una tercera Guerra Mundial y se da paso al inicio de conversaciones de Paz “.

Segunda fase: Guerra de Posiciones

“En reemplazo del General MAC ARTHUR fue nombrado como Comandante Supremo de las tropas de las Naciones Unidas el General MATTHEW B. RIDWAY, quien de acuerdo con las instrucciones recibidas del Pentágono, dio comienzo a lo que se conoce como la “Guerra de posiciones”, en donde ambos bandos mediante operaciones de combate limitadas intentaron mantener la supremacía militar que facilitara una posición ventajosa en la mesa de conversaciones para alcanzar la paz. Hasta abril de 1951 la “guerra de movimiento” fue el resultado de la capacidad de maniobra de que disponían los bloques en conflicto; después viene la “guerra estancada”, sobre la línea “Kansas” inicialmente y posteriormente sobre la línea “Wyoming” hasta julio de 1953 cuando se produce el armisticio. A esta guerra localizada se llegó con la intención de limitar las acciones y evitar así una conflagración mundial. De todas maneras, la decisión de postergar el conflicto, hizo que se pasara de 300.000 bajas en la “guerra de movimiento” a la aterradora cifra de 9`200.000 muertos en la “guerra de posiciones”.[3]

Participación de Colombia en las Fuerzas de la ONU

“Tan pronto se hizo el pedido de ayuda militar por parte del Secretario General de la ONU, Colombia ofreció una unidad naval para que se integrara a las fuerzas aliadas y semanas más tarde se acordó la cooperación con un batallón de infantería. Aceptado el apoyo de Colombia, la fragata Almirante Padilla zarpó de Cartagena bajo el mando del Capitán de Corbeta JULIO CÉSAR REYES CANAL, con el fin de adelantar reparaciones y adecuación de equipo en San Diego, California, para la misión que debía cumplir, así como el entrenamiento de la tripulación. Por Decreto 3927 de diciembre de 1950 se organizó el Batallón Nº 1 Colombia, bajo el mando del Teniente Coronel JAIME POLANÍA PUYO, de acuerdo a las TOE del ejército norteamericano. La fragata quedó integrada a la VII flota naval (USA) y el Batallón estuvo en Corea a fines de mayo de 1951.”[4]

Participación del Batallón Nº 1 Colombia

“ Esta unidad táctica fue organizada, equipada y entrenada teniendo en cuenta las TOE y la doctrina táctica del Ejército de los Estados Unidos. Cumplida la primera fase de alistamiento, el 18 de mayo de 1951, después de la ceremonia de despedida en la Plaza de Bolívar, inició el desplazamiento por vía férrea hacia el puerto de Buenaventura; allí se embarcó a bordo del buque transporte de tropas “Aiken Victory”, el día 21 del mismo mes. Con un total de 1060 hombres, incluyendo una compañía de reemplazos, surcó el Pacífico en 26 días de navegación, llegando al puerto coreano de Pusan, con una sola escala de 6 horas en Honolulu. El 16 de junio de 1951 hace su arribo, recibiendo la bienvenida del Presidente surcoreano, el Señor Sygman Rhee, quien a nombre de su pueblo expresó a Colombia su eterna gratitud. El Batallón fue alojado en un campamento situado en las proximidades de la aldea surcoreana de Toko-ri, en cuya zona rural desarrolló un reentrenamiento intensivo diurno y nocturno por un periodo de seis semanas, llevando a cabo algunas de estas tareas bajo fuego real desde la escuadra hasta el batallón. El lema del General RIDWAY, sucesor del General MAC ARTHUR en el Supremo Comando aliado de las Naciones Unidas, se había cumplido a plenitud: “Terminado el entrenamiento, el soldado debe encontrar un descanso en la guerra misma”.

“El 1º de agosto, el Batallón fue agregado al Regimiento 21º de infantería, orgánico de la XXIV División, que estaba al mando del General BRYAN BLAKSHEAR. A partir de este momento se integra al esfuerzo de defensa que las tropas de la ONU estaban llevando a cabo sobre la línea “Kansas”; participa en diversas misiones de reconocimiento, captura de prisioneros, captura de puntos críticos, pequeños avances y repliegues sobre la misma línea de resistencia”.

Primera misión de combate del Batallón Colombia

“El 7 de agosto de 1951 y para conmemorar el aniversario de la Batalla de Boyacá, la acción de armas que consolidó nuestra independencia, el Coronel GINÉS PEREZ, Comandante del 21º Regimiento dispuso la primera misión de guerra importante para el Batallón, la cual consistía en un ataque con una triple patrulla tamaño compañía de fusileros reforzada para comprobar la consistencia defensiva del enemigo en el sector de posiciones que tenía un promontorio dominante a penas a 300 mts al frente de las propias tropas. Esta unidad fundamental, con representaciones de todo el Batallón estuvo comandada por el Capitán ALVARO VALENCIA TOVAR, quien inició el desplazamiento al medio día del 6 de agosto, alcanzando al anochecer la segunda línea de trincheras que marcaba el máximo avance del regimiento; a las siete de la mañana del día siguiente se inició el combate para alcanzar el objetivo, habiendo sido tomado por asalto a las 08:10 horas. Aprovechando la captura de esta posición dominante y la buena visibilidad sobre la profundidad del dispositivo enemigo, fueron solicitados fuegos de artillería y de apoyo aero-táctico sobre objetivos identificados, los cuales fueron batidos en su totalidad. Durante la operación, las propias tropas tuvieron 11 heridos en lo que se conoce como el “bautismo de fuego”; pero el enemigo tuvo pérdidas muy superiores a las nuestras”.

Operación Nómada

“Las tácticas dilatorias desplegadas por las tropas chinas y norcoreanas, movieron al Comando de las Naciones Unidas a lanzar ataques disuasivos contundentes en la parte central del frente de combate, con el fin de presionar el progreso de las conversaciones en la localidad de Panmunjom, cuyas comisiones venían sesionando con la reticencia y las exigencias desmedidas de los representantes comunistas”.

“Cuando el Batallón Colombia se incorporó a la División XXIV, el 1º de agosto, ya el General MAC ARTHUR había sido relevado del Supremo Comando por el General RIDWAY y este a su vez fue reemplazado en el mando del VIII Ejército por el General JAMES VAN FLEET. El aumento masivo de fuerzas chinas en la parte central del frente, hizo presumir la inminencia de una nueva ofensiva estratégica, lo cual, movió al General VAN FLEET a planear y desarrollar en forma anticipada una ofensiva limitada en el mismo sector para cumplir un doble propósito: primero,  presionar las conversaciones de Panmunjom y segundo, penetrar en profundidad sobre el valle de Kumsong a fin de sustentar la defensa aliada en el sector más crítico. Esta operación a gran escala fue desarrollada por el IX Cuerpo de Ejército, con sus cuatro unidades mayores, la artillería y los ingenieros de combate orgánicos. El día D se fijó para el 12 de octubre de 1951, con la participación de la División XXIV de infantería de los Estados Unidos y sus Regimientos orgánicos, el 5º, 19º y 21º, incluyendo sus componentes de artillería, ingenieros de combate y unidades de A.S.P.C.; así mismo, las Divisiones II y VI del Ejército de Corea del sur sobre ambos flancos; como reserva quedó constituida la VII División de infantería (USA)”.

“El 5 de octubre, el Batallón Colombia ocupó la primera línea, relevando a un Batallón del 5º Regimiento, lo cual implicaba su participación en la fase de ruptura del frente enemigo. El día anterior había llegado, procedente de Washington, el Vicedirector de la Junta Interamericana de Defensa, el General GUSTAVO ROJAS PINILLA, quien sin perder su condición de Comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, llevó a cabo la visita a la unidad colombiana en el frente de guerra. Esta visita fue muy importante tanto para el Batallón como para el Supremo Comando de las Naciones Unidas y el VIII Ejército”.

“Desde la ocupación de su sector de responsabilidad, el Batallón condujo numerosos patrullajes frente a la línea de fuego; adelante de las posiciones propias se encontraban bajo el poder del enemigo, tres alturas designadas con los números 23, 24 y 25, las cuales fueron re-bautizadas con los nombres colombianos de “El Chamizo”, por los restos de un árbol destruido que resaltaba sobre la cresta; “La Teta”, por el parecido anatómico y “Don Polo”, nombre afectuoso que en las trincheras se le daba al Comandante del Batallón, Teniente Coronel JAIME POLANÍA PUYO”.

“Desde el 11 de octubre, el IX Cuerpo de Ejército desencadenó un fuego arrasador sobre todo el frente; era la preparación de la gran ofensiva “Nómada”, destinada a penetrar profundamente en el dispositivo del adversario. Los tres cerros anteriormente nombrados, que ya habían sido bautizados con la sangre de nuestros héroes, de nuevo se interponían en el avance del Batallón Colombia, convirtiéndose en objetivos de forzosa captura para abrir paso a la penetración en profundidad. La maniobra colombiana, coordinada por el Mayor LUIS ETILIO LEYVA, S-3 del Batallón, contemplaba las Compañías “A” y “C” en primera línea de ataque y la “B” como apoyo en el centro del dispositivo. Los Subtenientes RAÚL MARTÍNEZ ESPINOZA y BERNARDO LEMA HENAO a la derecha, FRANCISCO CAICEDO MONTÚA y RAFAEL SERRANO GÓMEZ a la izquierda, cruzaron la línea de partida a las 07:30 horas del día 12 de octubre bajo el apoyo de fuegos de la Compañía de armas pesadas (“D”); a las 16:45 horas, las tres posiciones habían sido conquistadas por las tropas del Batallón Colombia. Por el valor personal de los Comandantes y de las fracciones de ataque fueron condecorados ese día con preseas al heroísmo (más allá del deber) a quienes se destacaron durante la operación. Los combates del día le costaron al ejército chino 52 muertos contados, un número no establecido de heridos y 5 prisioneros; nuestro Batallón tuvo 8 muertos y 23 heridos. El grito de “¡Viva Colombia!” acompañó con sus voces enronquecidas los feroces asaltos que coronaron la victoria. Muchos fueron los actos de heroísmo en ese primer día de combate de la Operación “Nómada”; pero basta que citemos uno solo de ellos: el soldado RODRIGO ARANGO QUINTERO, orgánico del pelotón del Subteniente SERRANO, mortalmente herido, pidió su fusil ametrallador (F.A), diciéndole a su Comandante: “puedo seguir combatiendo mi Teniente, déme mi F.A, yo los puedo apoyar todavía, yo puedo disparar mi Teniente” y lo hizo, fieramente, con los últimos alientos de su vida que se le escapaba, hasta fallecer abrazado a su arma. En forma póstuma fue condecorado con la “Estrella de plata” de los Estados Unidos de América, máxima condecoración al valor que este país le otorga a los combatientes extranjeros”.

“El 19 de octubre se recibió en el Puesto de mando del Batallón Colombia la orden de continuar el ataque en dirección noroeste sobre el valle de Kumsong. El objetivo de la operación era el cerro 552, posición clave cuya captura aseguraría el terreno circundante para el Regimiento 21º. Para alcanzarlo era forzoso capturar las elevaciones X, Y y Z, sobre las cuales avanzó la unidad. Al poco tiempo de cruzar la línea de partida se recibió intenso fuego de morteros. La artillería divisionaria se hacía sentir poderosamente en duelo con el ejército chino. El día 20, el puesto de combate del Batallón alcanzó la primera línea; una ráfaga de una ametralladora enemiga hirió al Comandante del Batallón, Teniente Coronel POLANÍA PUYO y a su soldado asistente. El ataque se reanudó aún con mayor ímpetu, guiado por la voz de su jefe quien desde la camilla le indicaba a sus subalternos alcanzar el objetivo como un propósito de honor del Batallón. Los objetivos fueron finalmente ocupados el 21 de octubre, con las Compañías “A” y “B” en primera línea y la “C” como reserva. En la noche del 21 se emitieron las últimas disposiciones para la toma del cerro 552, baluarte asignado a la unidad colombiana, como punta de lanza del ataque divisionario, para alcanzar posteriormente el valle de Kumsong. Al amanecer del 22 de octubre, el Batallón Colombia, como ariete penetrante de la ofensiva, se lanzó en forma resuelta sobre el objetivo y antes del atardecer sus primeras unidades de combate coronaron las alturas desde donde se permitía ver en llamas la ciudad de Kumsong así como la fuga apresurada de los últimos destacamentos chinos.”

“Al poco tiempo de capturar la línea de objetivos, se hizo presente en las posiciones del Batallón, el General BRYAN BLACKSHEAR, Comandante de la XXIV División de los Estados Unidos, quien lleno de emoción tributó a la unidad el más cálido elogio: “He combatido en tres guerras; he comandado y visto luchar a los mejores soldados del mundo; pensé que nada me restaba por ver en el campo del heroísmo y de la intrepidez humana, pero viendo combatir al Batallón Colombia he presenciado lo más grande, lo más soberbio de mi vida”. Con esta acción memorable la unidad táctica ganó la citación presidencial de los Estados Unidos por “heroísmo excepcional en acción de guerra”.

“ IX Cuerpo de Ejército, mediante esta operación logra controlar el terreno dominante sobre el valle de Kumsong, consolidando de esta manera el frente de la ONU más al norte del paralelo 38º para constituir inicialmente la línea “polar” y posteriormente la línea “Wyoming” sobre la profundidad enemiga en el frente central. Con esta ofensiva, la línea “Kansas” quedó a la retaguardia, habiendo causado enormes pérdidas, tanto en bajas como en material de guerra, al ejército chino.”

“Los efectos devastadores de las operaciones “Killer” y “Ripper” y la acción contundente de la operación “Nómada”, llevaron a los negociadores comunistas chinos, norcoreanos y soviéticos a ser menos intransigentes y aceptar la propuesta de la ONU en el sentido de respetar la autonomía de Corea del Sur y los límites fijados por el paralelo 38º desde antes de la guerra. No fue fácil obtener su aprobación final, ya que  las conversaciones se prolongaron desde junio de 1951 hasta julio de 1953”.

 Acciones subsiguientes

“A partir de la operación “Nómada” se entra en forma definitiva en la guerra estancada o guerra de posiciones, en donde el Batallón Colombia como en las ocasiones anteriores se destacó entre todas las unidades por el cumplimiento de su deber. Durante el invierno 1951-1952, se desarrollaron patrullajes en diversas misiones de combate. El 4 de julio de 1952 se llevó a cabo el relevo del Teniente Coronel POLANÍA PUYO por el Teniente Coronel ALBERTO RUIZ NOVOA como nuevo Comandante del Batallón. El 9 de diciembre del mismo año, para celebrar la victoria de la Batalla de Ayacucho, el General JAMES VAN FLEET, Comandante del VIII Ejército, entregó en solemne ceremonia la citación presidencial de los Estados Unidos, otorgada al Batallón por su heroica conducta en la operación “Nómada”. El 9 de febrero de 1953, el General MAXWELL D. TAYLOR asumió el mando del VIII Ejército y en el Supremo Comando Aliado fue nombrado el General MARK W. CLARK en reemplazo del General RIDWAY.”

Cruento mes de marzo - Defensa de Old Baldy

“Desde comienzos de marzo de 1953, cuando el Batallón Colombia pasa a relevar en la línea de fuego al 1er Batallón del 31º Regimiento, se va a mantener en combate permanente, mediante operaciones ofensivas locales de alcance puramente táctico entre las cuales podemos citar la Operación “Bárbula” llevada a cabo el día 10 del mismo mes. Las acciones ofensivas chinas se desarrollan con gran intensidad en todo el frente, con el propósito de presionar sobre la mesa de negociaciones de Panmunjom y tratar de obtener ganancias territoriales en puntos estratégicos antes de la firma del armisticio, ya que se estaba discutiendo la posibilidad de fijar como límite de las dos Coreas la línea de combate que existía en ese momento, con marcada ventaja para la posición de las Naciones Unidas por encontrarse sobre territorio de Corea del norte”.

“En el centro del frente de combate se encontraban las alturas T-Bone, Pork Chop y Old Baldy, los tres puntos más críticos que las tropas chinas querían conquistar. El frente del Batallón era sobre extendido en el centro de una saliente de la línea principal del combate, dentro del sector Togun-ni-Sonbyok. Old Baldy, así bautizada por las tropas norteamericanas en razón a su parecido con la cabeza de un anciano que ha perdido su cabello; era una elevación calcinada por los fuegos del combate donde había caído mucha sangre en diversas acciones de guerra y en este momento se mantenía bajo el control del Batallón Colombia, mediante el empleo de posiciones defensivas ocupadas por la Compañía “B” al mando del Capitán IRNER PEREA. La Compañía “A” de la unidad táctica, bajo el mando del Capitán AUGUSTO BAHAMÓN AMATT se encontraba sobre las posiciones que defendían a Pork Chop, cuya responsabilidad correspondía al 3er batallón norteamericano. La Compañía “C” a órdenes del Capitán HERNANDO ACEVEDO, se estaba preparando para relevar a la Compañía “B”.

“Entre el 12 y el 22 de marzo, la línea colombiana fue sometida a un intenso fuego de la artillería china, lo cual hacía presagiar un ataque inminente; lo mismo ocurría en los sectores adyacentes; el día 22, los fuegos concentrados alcanzaron su mayor intensidad como se registra en el diario del Batallón a las 06:00 horas: “Durante las últimas 24 horas cayó en el sector el siguiente fuego enemigo: granadas de artillería de 112 mm: 15, granadas de mortero de 82 mm:185, granadas de mortero de 60 mm: 4, granadas de fusiles sin retroceso de 57 mm: 34. A las 15:35 horas, el solo sector de la Compañía “B” había recibido 700 granadas de artillería y morteros, destruyendo 3 casamatas y habiendo averiado otras 12; el 23 de marzo la situación empeoró, elevando el número de bajas colombianas a 18 entre muertos y heridos.“

“A las 21:15 horas del día 23 de marzo, mientras se efectuaba el “relevo en posición” de la Compañía “B” por la Compañía “C”, un regimiento chino inició un fuerte ataque en el punto de enlace con el 3er Batallón norteamericano, viéndose comprometida la posición de Pork Chop. El Comando del Regimiento comprometió la reserva táctica, compuesta por una compañía del 1er Batallón, ayudando de esta manera a restablecer la línea de posiciones de Pork Chop, en la cual, estaba combatiendo la Compañía “A” de nuestro Batallón. Acto seguido, otro regimiento chino que había avanzado a cubierto y mimetizado por la oscuridad frente a Old Baldy, se ubicó en posiciones de asalto mientras que los fuegos de artillería castigaban la altura y cortaban la zanja de comunicación que unía al Viejo calvo con la posición principal del regimiento; esta situación interfirió el relevo de las dos unidades fundamentales. A las 21:36 horas se desencadenó el asalto chino en tres direcciones sobre Old Baldy.”

“Toda la noche se combatió tenazmente en medio de la confusión causada por la oscuridad y por la presencia de efectivos de las dos Compañías que se encontraban realizando el “relevo en posición”, sin que todavía se hubiese terminado. Por el fragor del fuego y del combate, las comunicaciones quedaron interrumpidas; la lucha prosiguió en forma de combates aislados con un enemigo tres veces superior desde el comienzo y reforzado en forma sucesiva por más oleadas de tropas chinas. En virtud de lo anterior, la capacidad de defensa de las tropas del Batallón había sido copada sin que hubieran dejado de combatir con la mayor bravura y coraje hasta agotar las municiones y las propias fuerzas que empezaban a flaquear.”

“Hacia la media noche, la posición de Old Baldy se consideró perdida por el mando regimental; sin embargo, se registraron acciones aisladas hasta las 07:50 horas del día 24, mientras caía una tempestad de fuego sobre las posiciones presuntamente ya tomadas por los chinos, a cargo de la artillería divisionaria y regimental así como de las armas de apoyo del Batallón; de la misma manera, al amanecer se hicieron presentes las escuadrillas de apoyo aero-táctico, castigando con sus fuegos la posición tomada por los chinos, la cual fue integrada a lo que se llamaba “la tierra de nadie”. Hasta los últimos hombres del Batallón comprometidos en esta acción combatieron con fiereza sin permitir que se penetrara más allá de la línea principal. Haciendo un esfuerzo por encima de sus capacidades, la posición se empezó a recuperar a partir del mismo día 24, con el apoyo de las tropas de las unidades superiores.”

“La defensa de Old Baldy fue la acción de combate más cruenta que tuvo el Batallón en toda la guerra. Nuestros hombres lucharon como un todo, con la misma angustia, el mismo valor y el mismo espíritu de sacrificio. La unidad sufrió 33 muertos, 97 heridos y 92 desaparecidos, entre ellos el Subteniente ALEJANDRO BERNAL BAQUERO; de los desaparecidos, 27 habían sido tomados como prisioneros, tal como se verificó mediante el canje efectuado después del armisticio.”

Término de la Guerra

“Las partes que intervienen en la Guerra de Corea, compuestas por el bloque comunista con China, Corea del norte y la Unión Soviética y los diversos países que hacen parte de las Fuerzas de la ONU, acuerdan reconocer y respetar la independencia de Corea del sur así como los límites que se habían fijado antes del conflicto, con lo cual salía favorecida Corea del norte ya que el frente de combate se encontraba al norte del paralelo 38º. Para protocolizar lo acordado, se firma el armisticio de paz entre las partes el día 27 de julio de 1953, terminando de esta manera las hostilidades”.

“Con el fin de garantizar el cumplimiento de lo pactado en el armisticio de paz, la mayor parte de las unidades de la ONU, entre ellas el Batallón Colombia, permanecen en las áreas de operaciones hasta finales de 1954.”

Regreso del Batallón Colombia a la Patria

Después de cumplir funciones de ocupación, control  y vigilancia sobre la línea de demarcación y zonas adyacentes que fueron fijadas en el armisticio de paz, el Batallón Colombia regresa a la Patria y en Bogotá se le tributa una bienvenida triunfal y multitudinaria el 20 de noviembre de 1954.

“Un total de 4.314 combatientes tomaron parte en este conflicto, de los cuales se presentaron 639 bajas de combate, distribuidas así: 163 muertos en acción, 448 heridos, 28 prisioneros canjeados y 2 desaparecidos; este fue el costo humano del aporte de Colombia por los ideales de libertad, democracia y respeto al derecho internacional.”

El Batallón ganó dos citaciones presidenciales por heroísmo excepcional (EE.UU y Corea del sur), 18 estrellas de plata por valor “más allá del deber” y 34 estrellas de bronce, otorgadas en todos los grados.

El Gobierno nacional creó también la condecoración “Cruz de hierro” para  servicios distinguidos en guerra internacional, la cual fue concedida a 117 hombres de los diferentes contingentes.

Nota: Los datos fundamentales  fueron tomados del texto guía de Historia Militar Universal de la Escuela Militar de cadetes . elaborado por el Departamento de Historia . 1995



[1] Texto guía de Historia Militar Universal –Escuela Militar de Cadetes – Departamento de Historia  1.995

[2] ibdem

[3]  ibdem

[4] Texto guía de Historia Militar Universal –Escuela Militar de Cadestes – epartamento de Historia 1.995

 

Copyright © 2012 Asociacion Colombiana de Descendientes de los Veteranos de la Guerra de Corea. Todos los derechos reservados.

Joomla Themes designed by Web Hosting Top